Inaugura gobernador un nuevo método educativo en Sinaloa

Actualización: 20/08/2012 10:14 PM
Abre sus puertas en Culiacán la primera Escuela Inclusiva con Normas de la UNESCO, estará abierta para todas las clases sociales y apoyada con el proyecto “Roma” el alumnado aprenderá de manera teórica y practica

Culiacán, Sin.- El gobernador del estado, Mario López Valdez, puso en marcha las actividades de la primera escuela Inclusiva con Normas de la UNESCO, acompañado por el presidente municipal de Culiacán Aarón Rivas Loaiza, del secretario de educación Francisco Frías Castro, del presidente del centro de innovación educativa sinaloense A.C Juan Manuel Kuroda Sanz y del investigador y creador del proyecto “Roma” Miguel López Melero; en su mensaje, el mandatario estatal señaló que Sinaloa es un estado que busca innovar en diferentes temas, destacando que en educación se intenta estar a la vanguardia con la modernidad 

“Hoy en Sinaloa, podemos decir que estamos dando la nota, la nota positiva de ser innovadores, hoy estamos buscando subirnos a la modernidad y al cambio con este nuevo método Roma, este nuevo sistema, a los maestros mi agradecimiento, a los padres de familia por confiar en esta institución que es un centro de innovación que esta avalado por la UNESCO los 100 niños que van a llegar a nivel preescolar y primero y segundo de primaria nuestro mayor deseo de que aprendan en los mejores términos”, expresó.  

Por su parte, el también director pedagógico del Centro de Innovación Educativa Sinaloense A.C, Miguel López Melero, dio detalles del proyecto educativo “Roma”, el cual busca que el educando realice sus tareas escolares a través de la teoría y la práctica.

López Melero agregó que el nuevo proyecto busca desarrollar tres procesos en el aprendizaje del estudiante, el primero es un proceso cognitivo en donde el estudiante aprende a pensar y percibir, el segundo a través del lenguaje, la afectividad con normas y valores que el educando aprende y el cuarto proceso la autonomía de su persona.

“El proyecto Roma es un proyecto que tiene una fundamentación dentro de la neurología, de la neurociencia y entonces lo que hacemos es que las aulas se convierten como si fuera un cerebro y entonces un cerebro funciona desarrollando cuatro dimensiones, procesos cognitivos enseñarle a pensar, enseñarle a percibir y enseñarle a aprender a memorizar a organizar el espacio, segundo el lenguaje todos los sistemas de comunicación, tercero la afectividad norma y valores y por ultimo la autonomía, el movimiento por tanto lo que le enseñamos es un proceso lógico de pensamiento”, declaró.     

El investigador español agregó que, para que el educando tenga un mejor aprendizaje, es necesaria la participación del seno familiar.

“Y donde la participación de las familias es necesaria para que el aprendizaje se de, luego es una actividad cooperativa solidaria que permite romper con las desigualdades ente los niños y las niñas dentro de una aula, permite romper con los desequilibrios que hay dentro de un aula, así te podría investigar a si a bote pronto”, señaló.

Sobre el material didáctico que pueden utilizar los pequeños estudiantes, López Melero declaró que no es necesario, sólo vasta la presencia y el interés del estudiante ya que durante el ciclo escolar ellos mismos construyen o arman sus producción científica a través de proyectos de investigación los cuales les darán respuesta a las situaciones y problemáticas que se vayan planteando de manera cooperativa.


YRM