Demandan ante la CEDH a maestro golpeador



Actualización: 04/02/2012 12:00 AM
Madres de familia desesperadas exigen que sea cesado de la primaria Francisca Peinado, pues agrede física y psicológicamente a los alumnos

Los Mochis, Sin.- Interponen demanda ante la Comisión de Estatal de Derechos Humanos, padres de familia del tercer grado de la primaria Francisca Peinado, del turno matutino, en contra del profesor Guillermo Vizcarra Romero, quien imparte clases a dicho grupo.

Las madres desesperadas exigen que Vizcarra Romero sea cesado de esta institución, pues agrede física y psicológicamente a los pequeños.

“Les grita, les dice groserías, los maltrata, les da coscorrones; a las niñas les pega en las pompas, a los niños en los brazos. Yo fui testigo cuando le pegó a un niño; les dice que tienen cerebro de camarón, que son unos inútiles, un daño psicológico tremendo, los niños tienen miedo de ir a la escuela”, señaló.

Asimismo, Carlos Daniel Gaxiola Hernández relató su experiencia, pues fue alumno de este profesor en el año de 1987, y aseguró que el daño que le causó aún persiste.

“He sufrido bastante, nos castigaba porque no llevábamos la tarea o porque traíamos las manos sucias; nos golpeaba con una regla de a metro por arriba de las uñas y en la palma de la mano. Siempre ha sido un maestro muy agresivo, siempre he traído eso, quedan secuelas dentro de uno”, indicó.

Desafortunadamente, la historia se repite en la vida de Carlos Daniel, reflejada ahora en su hija, quien es alumna de Guillermo Vizcarra, pero lo que pretende ahora es no guardar silencio y que su pequeña no sufra el trauma a un futuro, tal como lo vive él.

Ante la situación, María Araceli Sepúlveda Sauceda, visitadora regional zona norte de la Comisión de Estatal de Derechos Humanos, dijo que la comisión dará seguimiento a la denuncia, y así lo dijo:

“Iniciar un expediente de investigación, solicitar la información a la autoridad, en este caso al director de la escuela primaria, y solicitar un informe pormenorizado de todo lo que está sucediendo al director y al supervisor a su vez, para tener nosotros elementos que nos sirvan para fortalecer la queja, y en un momento dado poder presentar una denuncia ante el Ministerio Público por los daños que se están ocasionando a los niños”, expresó.

Sepúlveda Sauceda indicó además que se buscará apoyo en la Procuraduría del DIF para que los niños puedan recibir atención psicológica ante el daño ocasionado.