Ocupa Sinaloa el lugar 11 en paz positiva La tasa de homicidios y violaciones van al alza en los últimos años, revela coordinadora en México del Instituto para la Economía y la Paz
Fotógrafo: Archivo Línea Directa 08/SEP/2017 Por Carola Rojo Culiacán, Sin.- Por sus índices de violencia, Sinaloa se encuentra en la posición número 30 en paz negativa en el país y, en contra parte, se ubica en el lugar 11 en paz positiva, dio a conocer Patricia de Obeso, coordinadora en México del Instituto para la Economía y la Paz.

En su conferencia “Retos para la construcción de espacios de paz positiva”, durante el cierre de actividades por el 35 aniversario de Cobaes, la especialista destacó que Sinaloa se encuentra por encima de la media nacional por su tasa de homicidios y violaciones al alza.

“Seguimos viendo que la región norte del país es la más violenta, lo que vemos es que la tasa de homicidios sigue aumentando en Sinaloa, está muy por encima de la media nacional, los robos van a la baja, los asaltos van a la baja, sin embargo en particular las violaciones siguen subiendo”, manifestó.

Mencionó que una problemática social que se ve actualmente es que se ve como normal los homicidios, perdiendo la sensibilidad ante la muerte.

“Ya nos acostumbramos tristemente a hablar de los homicidios, es una noticia que pasamos ya en la hoja del periódico y son vidas perdidas, cualquier vida humana vale y creo que hemos perdido esa sensibilidad en todo el país cuando hablamos de la muerte”, expuso.

Patricia de Obeso informó que en paz positiva esta entidad está en el número 11, lo cual pudiera considerarse contradictorio, sin embargo esa posición se debe a que Sinaloa cuenta con herramientas para poder lograr una paz y es cuestión de que se pongan a trabajar.

Reveló que se tienen ocho factores para construir la paz: el buen funcionamiento del Gobierno, distribución equitativa de los recursos, libre flujo de información, tasa de periodistas asesinados, entorno empresarial sólido, alto nivel de capital humano, aceptación de los derechos de los demás, violencia de género, bajos niveles de corrupción, buenas relaciones con los vecinos.

Concluyó que se tiene que trabajar desde en todos esos ámbitos pero primordialmente desde el primer núcleo que es el hogar, la calle donde viven y la colonia.


IC