Concluyó 18 Semana Internacional de la Moto



Actualización: 07/04/2013 03:09 PM
Fueron cuatro jornadas donde los caballos de acero de adueñaron del puerto

Mazatlán, Sin.- La décimo octava edición de la Semana Internacional de la Moto concluye este domingo con el éxodo masivo de motociclistas, que regresan a sus lugares de origen. 

Este evento, que inició oficialmente el pasado jueves dejará un precedente, ya que para opinión de muchos en esta ocasión fue mayor el número de participantes con respecto a años anteriores.

El rugido de los caballos de acero empezó a hacerse notar por las principales vialidades del puerto, siendo las avenidas Rafael Buelna, del Mar y Camarón-Sábalo los sitios que hicieron suyos los bikers.

La noche del jueves el gobernador Mario López Valdez y el alcalde Alejandro Higuera Osuna inauguraron el evento en la Plaza de la Moto; siendo el rugido al unísono de cientos de motos la declaratoria de los participantes

Posteriormente la fiesta empezó con la música de diversos grupos, siendo Plástiko el que encendió el ambiente con sus conocidos temas Changuito reggae y Ámbar.

Ya para el viernes los motociclistas tuvieron oportunidad de mostrar sus habilidades con arrancones y acrobacias en el Autódromo, luego partieron hacia El Recodo, prosiguieron con una fiesta en la playa en la que participaron diversos grupos de rock, destacando La Lupita.

La jornada concluyó con un after party en conocido club de playa. 

El sábado fue la apoteosis con el tradicional desafile de motos por la avenida del Mar y Olas Altas; la presencia del gobernador Mario López Valdez le dio especial realce al evento, ya que él desfiló en su moto como todo un biker.

Ya por la noche los organizadores y participantes se concentraron de nuevo en la Plaza de la Moto donde con un lleno total dieron por clausurada esta semana internacional.

Por tratarse de la última noche, todo mundo dejó de lado las motos y se entregó de lleno a los ritmos de rock, ska y reggae producidos por Panteón Rococó, que puso a cantar a sus fans con canciones como La rubia y el demonio, Vendedora de caricias y La carencia, entre otras.

De esta forma concluyó la 18 edición de la Semana Internacional de la Moto, dejando una inmejorable impresión del puerto, ya que el gran número de visitantes dejó en claro que Mazatlán es un destino seguro.

Podría Mazatlán quedar chico con la Mazatlán-Durango para Semana de la Moto 2014
Una vez más se cumplieron las expectativas de la Semana de la Moto, al reunirse más de 18 mil motos en Mazatlán, pero los organizadores ya piensan que en el 2014, la ciudad y el terreno donde montan la Plaza de la Moto, pueden quedar chicos.

Y esto se debe a que para el siguiente año, ya estará lista la carretera de cuota Mazatlán-Durango, por lo que se espera que bajen muchos participantes.

Roberto Castañeda, director del evento, dice que ni ellos saben hasta dónde puede crecer el número de registros con la apertura de la carretera.

“Es una de las preguntas que traemos todos los mazatlecos sobre el turismo, sobre qué va a pasar, es una de las preguntas que nos hacemos como organizadores del evento, decir qué irá a pasar, porque creo que sí puede quedar chico Mazatlán, el espacio, por lo menos, no dudo de que aquí no vamos a caber”.

Castañeda consideró que de la zona de la Laguna viene mucha gente y pronostican que vendrán más.

“Por toda esa zona bajan un montón de motos, son miles de motociclistas, el año pasado allí se juntaron 400 motos, bajaron más de mil motociclistas, uno que anda en las redes sociales se da cuenta que preguntan: ¿Oye, ya está la Mazatlán-Durango? Mucha gente está preguntando, entonces cuando llegue eso, va a ser un boom”.

Para la edición que terminó este domingo, se registraron poco más de 18 mil motociclistas que vinieron de diferentes partes de la República Mexicana, de Estados Unidos, Canadá, Guatemala, Honduras y Venezuela.

Las calles volverán a la normalidad, al igual que los comercios de diferentes sectores que tuvieron un repunte en las ventas, aunque el fuerte rugir de los motores le moleste a más de alguno.