ACCESO
Por favor teclee su usuario y contraseña para acceder a las funcionalidades extras, así como personalizar la suscripció al boletín de lineadirectaportal.com
No soy usuario, deseo registrarme.
19, Junio 2018


CONTACTO   
HEMEROTECA   
COLUMNAS
TIEMPO DE OPINION
Los despidos no bastan
12, Junio 2018
Otras columnas del autor
Más columnas del autor...

No solo éste, sino también anteriores gobiernos, han reconocido que uno de los principales problemas financieros del municipio de Guasave es el alto costo de la nómina a pagar, esto consecuencia de irresponsables políticas implementadas en cada administración para pagar favores a sus respectivos activistas.

 
No solo se trataba de los empleados contratados, que era posible encontrarlos en las oficinas, sino de muchos “aviadores” que a pesar de estar incluidos en la nómina nunca acudían a desempeñar algún trabajo. Eran requeridos en tiempos de campañas políticas, convertidos en un verdadero ejército de activistas electorales.
 
Sin la certeza de que esa práctica se haya acabado, pero la que evidentemente se ha reducido, se requiere una acción de alto compromiso para sanear las finanzas y la nómina, con los costos políticos que ello implique.
 
El caso es que de manera muy irresponsable han dejado crecer el problema hasta un nivel en el que resulta imposible su manejo, tanto en el caso del gobierno municipal como en el de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guasave.
 
En el mes de marzo pasado, cuando el gobernador, Qurino Ordaz Coppel anunció ayuda para el rescate financiero del municipio, dijo que ningún apoyo sería suficiente sin un compromiso formal, serio, de la comuna y de la Jumapag, de implementar medidas paralelas e incluso radicales en el manejo de sus finanzas.
 
Hoy el presidente municipal, Víctor Manuel Espinoza Bojórquez, anunció que es inminente e ineludible un recorte a la nómina de la Jumapag, de empleados sindicalizados y de confianza, y que incluso esto debe hacerse antes del 1 de julio. Ello implica un riesgo político electoral que parece estar dispuesto el gobierno a correrlo.
 
El respaldo financiero que ha brindado el gobierno del estado se encuentra vinculado a ese compromiso del ayuntamiento, de cumplir con la reducción de su planta de trabajadores.
 
En la Jumapag, más que en el caso de los trabajadores al servicio del ayuntamiento, se han cometido muchos excesos, que hacen insostenible la situación financiera en las condiciones actuales. 
 
No sé si vaya a ser necesario además del despido de trabajadores, el modificar algunos puntos del Contrato Colectivo de Trabajo en el caso de la junta, que son además de francamente inconstitucionales, verdaderamente leonino.
 
Encontrado el punto de equilibrio en cuanto a la cantidad de trabajadores que se requieren en cada instancia, es deseable que a cada uno de los despedidos se les indemnice de acuerdo a la ley, dándoles además un trato justo y digno.
 
Malo, por otra parte, que en todo esto no sea posible fincar algún tipo de responsabilidad a quienes con sus acciones populistas y convenencieras, llevaron a esta situación tan crítica a las finanzas del ayuntamiento y de la Junta, que seguirán disfrutando de absoluta impunidad. 
 
FACEBOOK Enrique Gutiérrez  
 
TWITTER @ENRIQUEGUTIERR
 
CORREO egutierrez@rsn.com.mx
Otras Noticias
Estado
MÁS LEÍDAS
Descarga la APP de Línea Directa en tu MOVIL
TWITTER